miércoles, 31 de octubre de 2012

La traición y el heroísmo.

No, no voy a contar ninguna traición.

Es sólo que estas dualidades que para mucha gente es blanco o negro para es simultáneamente blanco Y negro. Las dos caras: la del héroe y la del traidor. Salvo que se trate de un mercenario, el traidor de un lado será visto como un héroe. Esa persona, en esa situación, que se juega por una idea, un ideal, será visto de dos formas opuestas.

¿San Martín, que se inició con los españoles, que recibió su bautismo de fuego luchando por España en Bailén, habrá sido visto como traidor cuando después de llegar al Río de la Plata, lucha contra los "realistas"? En una época en que la conspiración estaba a la orden del día, las sociedades secretas, las logias, la masonería, todos grupos escondidos, manipulando la historia desde las sombras... Debió haber sido apasionante conocer íntimamente esos detalles sediciosos.

Estamos hablando de 30 a 50 años después de la Revolución Francesa. Claras facciones en todos los estados nacientes, claras facciones atravesando horizontalmente a los estados, movimientos internacionalistas, enfrentando el ideal más allá de la nación. Naciones regionales, naciones transcontinentales. Con objetivos económicos, o libertarios. Con ambiciones de poder o de liberación. Con miras sociales o políticas (que no es lo mismo como claramente lo diferencian los anarquistas).

Estamos hablando de personas a las órdenes de un estado con principios libertarios, por ejemplo. Estamos hablando de héroes para unos y traidores para otros.

Y en cada conflicto internacional o intranacional repitiéndose ese juego de ideales, hasta nuestros días.

Aclaro que no hablo de mercenarios.

Por ejemplo, guerra fría. El famoso caso de Kim Philby. Hablo de San Martín y de tantos otros.

Las sediciones, las conspiraciones, las tareas de inteligencia, todas ellas llevan el sello de la traición y del heroísmo, como dos caras de una misma moneda.

Buenas tardes.


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email