viernes, 5 de octubre de 2012

Ingeniería social y conspiración.

Sinceramente no he rastreado lo suficiente como para saber cuándo se empieza a hablar de ingeniería social y a partir de qué disciplina comienza a formalizarse.

Tengo un libro básicamente recreativo pero interesante sobre conspiraciones: "20 grandes conspiraciones de la Historia" de Santiago Camacho aunque previamente ya había quedado fascinada con la ficción inquietante de "El péndulo de Foucault" de Umberto Eco. En las películas es sin embargo, a través de las que más se ha popularizado el tema de las grandes conspiraciones, por ejemplo en Matrix o El Código Da Vinci, La Conspiración, La Red, El origen (aunque casi todas tienen un libro detrás), etc. A eso hay que sumarle los posts de distintos blogs que he leído, algunos muy pero muy audaces. Paranoicos, diría.

La familiaridad que tenemos con las teorías conspirativas hace que nos pongamos desconfiados (y con razón) con la política y la policía: plantar pruebas, dudar si una denuncia es cierta o es una calumnia o dudar si una calumnia es tal o si se intenta dejar esa sensación en nosotros.

Fue mientras leía algunos post, capítulos y notas sobre la Revolución Francesa, y en particular, sobre el interés en mantener la esfera económica fuera de la revolución política, que tropecé con un post en un blog que asociaba el movimiento 15-M como una estrategia de ingeniería social.

Yo sabía algo de ingeniería social pero no había prestado demasiada atención. Así que volví a buscar sobre el tema y al principio encontré lo de siempre (que luego resumiré, más abajo). Entonces busqué ingeniería social asociada a conspiración y manipulación.

Demasiada introducción, comencemos desde el principio.

La Ingeniería Social es el arte del aprovechamiento de circunstancias intencionales y también las azarosas. En ella se exploran las características humanas que hacen que las personas brinden más información que la que entienden racionalmente que deben proporcionar. Así aparecen las famosas invitaciones "enterate quién te eliminó del MSN" o similares, para obtener tus contactos o tu contraseña, o los mails ofreciendo premios en sorteos inexistentes o herencias que no pueden salir de algún país y apelan a nuestra ayuda.

Empecemos enconces por los principios de la Ingeniería Social:
1) ante alguien que inspira el mínimo respeto o incluso lástima, todos queremos ayudar, por lo que nos mostramos dispuestos siempre a dar un poco más de lo que se nos pide. 
2) el primer movimiento es siempre de confianza hacia el otro,
3) no nos gusta decir NO, esto lleva a mostrarnos menos reacios a ocultar información y a cuestionarn

os si no estaremos siendo muy paranoicos al negar todo y en cómo afectará esto en la idea del otro sobre nosotros;
4) a todos nos gusta que nos alaben.
Estas vulnerabilidades hacen que la labor del ingeniero social pase desapercibida y no deje secuelas.

Para eso se basa en las siguientes características psicológicas humanas:
1) la curiosidad (lo que nos mueve a mirar, a responder y a tocar donde no debemos),
2) el miedo (ante el temor, buscamos ayuda de cualquier manera o caemos más fáciles en las trampas porque no podemos razonar con tranquilidad),
3) la confianza (nos sentimos seguros ante la menor muestra de autoridad),
4) la vanidad. 

Se la asocia a la Seguridad Informática pero se hace uso de ella sin el auxilio de computadoras para otros fines:
-espionaje industrial o político
-tareas de inteligencia para robos, atentados, secuestros
-delitos informáticos
-exploración y creación de necesidades (Marketing)
entre muchos otros usos.

En este artículo que incluyo aquí, se mencionan varios de los tópicos mencionados.


Pero el que más me interesa es el que asocia el movimiento 15-M con una conspiración del capitalismo para renovarse. Y ese post es el que está en este enlace "El 15M: Un producto de ingeniería social para impulsar la Revolución Miniarquista. De los "miserables" a los "indignados"".

Evidentemente hay que leer en detalle el libreto antes dar por sentada la legitimidad de un movimiento. ¿O no?


Buenas tardes.

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email