viernes, 27 de junio de 2014

Los bachilleratos populares.

Esto no viene de reflexión, sino de memoria.

En Reevo, la Red de Educación libre que lanzó "La Educación Prohibida", se organizaron unos talleres de los cuales me perdí el primero de Pedagogías Activas y el segundo de Pedagogías Libertarias.

El tercero fue el taller fue de Bachilleratos Populares. Yo me enteré de los "bachis" como comúnmente se los conoce, hace relativamente poco. Algo más de un año pero no sé si dos.

Mmmm, haciendo memoria, CREO que la primera noticia que tuve fue el pedido de sillas del Bachi de Constitución, hace un tiempo ya. No sé quién lo había compartido, pero me dio curiosidad. Me escribí con Yoli un par de veces y algún intercambio más. De ahí supe que se manejan con asambleas, y algunos datos generales sobre los contenidos.

Luego, de regreso de la CONEAU, en el Ministerio de Educación, en el llamado Palacio Pizzurno CREO, había un montón de gente apostada con pancartas y banderas. Eran docentes y estudiantes de los bachilleratos populares, reclamando por cargos docentes. Me acerqué y conversé con los rezagados (se estaban desconcentrando) y allí conversé con los del bachillerato de IMPA.

Más tarde, un día que andaba por el centro sin auto y tenía que ir a Piñeyro, me tomé un ramal equivocado de colectivo y terminé enfrente del Bachillerato Popular Arbolito. Apenas llegué me fijé quiénes eran y encontré que ese bachillerato recibía a los estudiantes expulsados de la escuela media. Me resultó muy interesante la propuesta, sin embargo nunca logré hacer contacto. Encontré otra dirección para el Bachillerato Arbolito aunque no sé si se trataba del mismo.

Luego conversando con Lucas y otros, y de lecturas, intrigada por esto de los bachis populares, me enteré aue no todos los bachis perciben cargos docentes de parte del Estado (provincial o de la ciudad), ni ningún otro subsidio. Pero que había un grupo de bachis, la mayoría que sí gestionaba y obtenía cargos docentes. Sin embargo, sí entregan títulos oficiales. Sus planes son de 3 años y reciben estudiantes desde los 16 años.

Luego conocí algunos más (de nombre), como el Bachillerato Popular de una maderera de Av. Córdoba, en Palermo, recuperada por sus empleados.

Supe que hubo una oleada de este tipo de iniciativas en el 2001 y gran parte de ellos (no todos) a partir de fábricas recuperadas.

Esto era todo lo que sabía.

Hace dos días me inscribí a este taller de Educación Popular. Había 2 videos, un libro y un artículo para leer antes del taller. No pude cumplir con las lecturas y sólo vi los videos.

Uno de ellos era de México: la escuela campesina. Una iniciativa hermosa, de esas que enamoran.

El otro era de Argentina, un Bachi Popular orientado a la Promoción de la Salud, pues se desarrollaba en torno a "El mercadito".

Y hoy era el taller.

De los que hablaron, la mayor cantidad de datos novedosos me llegaron de Nahuel. Nahuel es docente del Bachi de La Boca y de Floresta. Floresta es un bachi posterior que aún no logra percibir cargos docentes. Sin embargo en la asamblea de La Boca tomaron la decisión de compartir los cargos docentes con Floresta. Estos dos bachis están nucleados en "La Coordinadora". La Coordinadora es una de las tres agrupaciones que Nahuel refirió. La Coordinadora agrupa a 30 ó 40 bachis y a 7 que están en trámite de reconocimiento. Hay dos organizaciones más (según Nahuel): La Red y Batalla Educativa. La Red nuclea a 6 experiencias de educación popular. Batalla Educativa incluye a una única iniciativa con 20 sedes.

Los Bachis populares se manejan mayormente con asambleas de estudiantes y docentes y con asambleas de docentes. Aceptan estudiantes de 16 años ó más. Su plan de estudios es de 3 años y tienen título oficial. Los contenidos están relacionados con temas relevantes de la comunidad que reciben: la actividad principal de la fábrica recuperada de donde surgen, intereses territoriales o circunstanciales o coyunturales de esa comunidad.

Son clasistas, hay claramente una relación diferenciada del Estado. Nunca han recibido muchas visitas de lo inspectores, aunque esa situación ha comenzado a revertirse.

Trabajan con parejas pedagógicas, sin embargo el Estado sólo se hace cargo de uno de los dos cargos necesarios para cada curso.

Desde el 2012 no pueden abrirse bachis nuevos en la Ciudad. Sin embargo es posible gestionar la regularización de bachis que están funcionando de hecho. Este mismo proceso es llevado a cabo por otros emprendimientos privados educativos: en la marcha reclaman la regularización de hecho.

Recién ahora están empezando a llegar inspectores a los bachis. Estos se resisten pues no reciben subsidio del Estado, y tampoco la totalidad de los cargos docentes. Están encuadrados en la Educación Formal de Gestión Privada.

En el ejemplo del Bachi de La Boca, tienen abiertos 2 primeros años de más de 30 estudiantes, 2 segundos años y 1 tercero.

Una iniciativa de este par "La Boca-Floresta" es incorporar un jardín para posibilitar finalizar sus estudios a las madres que son las que presentan mayor riesgo de deserción.

Nahuel comentó que la Universidad de Avellaneda está trabajando con ellos desde hace un año en el ingreso de sus egresados a las carreras de UNDAV.


Veremos qué resulta.


Buenos días.
 

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email