miércoles, 6 de octubre de 2010

Sangrar por la herida I: presentación

En post anteriores me he explayado (y reiterado) acerca de qué es ser miembro y qué pasa cuando alguien cae en desgracia y deja de serlo.

Básicamente pasan algunas de las siguientes cosas:
-sangran por la herida
-sufren "mal de amores"
-se convierten en "muertos vivos"

Va a haber uno o más posts por cada uno de estos casos.

Voy a referirme tanto a Arie de Geus como a Alejandro Melamed. Ambos son directivos (o lo fueron), reconocidos, miembros desde que los vieron de lejos.

Arie de Geus es una adalid del aprendizaje organizacional, le importa el conocimiento que se genera en ella y su principal consecuencia, la longevidad de la empresa.

Melamed desarrolla su trabajo en base a su tesis de doctorado y acota sus observaciones y conclusiones a los empleados jerárquicos. Esto no quiere decir que sus observaciones no sean válidas para otros niveles. Pero él, tratándose de un trabajo académico no puede extrapolar livianamente como sí puedo hacerlo yo, generalizando de acuerdo a observaciones sin ningún tipo de rigor científico. Estoy exenta de culpa y cargo pues todos mis posts tienen un descargo de responsabilidad, no por animosidad sino porque éstas son simplemente introspecciones, especulaciones espontáneas y por ende, pueden terminar en equívocos. Y tan es así, que éste es precisamente el título del blog. ¡Qué dudarlo!

En los próximos posts viene la mezcla, la reiteración y el sinsentido.


Buenos días


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email