miércoles, 6 de octubre de 2010

Decir que sí y salir del camino

Me salgo de tema por un post nomás y luego volveré.

Hay una película que no recuerdo si la vi o si me la contaron... o si la escuché mientras hacía otra cosa. Acerca de una persona que pierde su trabajo, creo y es invitado a una reunión, parecida a las de MLM (multilevel marketing, son muy graciosas, si una logra mantenerse al margen, al final agrego un link al respecto), en donde el lema es "decir a todo que sí". El hombre no cree pero se siente presionado y lo implementa a la salida de la reunión. De más está decir que el decir que sí lo mete en varios problemas, pero ésta es la salida que le cambia la vida. El hacer siempre lo mismo, de la misma forma, siguiendo nuestra propia lógica, es lo que nos impide explorar otras posibilidades.

No es nuevo, ya he hablado acerca de cómo nuestro conocimiento nos abre unas puertas y nos cierra otras.

Cuando inicié este blog, mi identidad estaba oculta. Había muchos berrinches, que eran casi como denuncias para mí, de la forma en que se conduce el mundo. Luego dije, "¿por qué no?".

-¿Qué tiene de malo pensar, sólo pensar, si mis actos no son perjudiciales?
-Las ideas pueden ser perjudiciales
-Un cáncer, una metástasis
-Avivar giles
-Pasar por histérica, bipolar o esquizofrénica
-Pasar por idiota
-O ideota
-Que te roben las ideas
-Que te roben las energías
-Que te ubiquen

-Que te echen

...
-¿Echarme?
...

Pero si nadie llega al blog, o lo que llegan son muy pocos, la gente no se toma el tiempo de leer montones de palabras, redundantes, mal hiladas, escritas a los apurones, de madrugada, cansada, mal dormida y encima contradictoria.

¿Qué peligro podía correr?

Así que enlacé todos mis nicks y aquí están todas mis voces: malva gris, gadsy, adriana. Todas con minúsculas porque aún no levantan la cabeza.

¿Por qué alguien podría pensar que es peligroso que alguien lea (y deseche, o no), una idea que se me cruzó fugazmente por la cabeza.

¿Acaso mi ocasional lector es una tabula rasa y corre el peligro de ser contaminado por una sola idea, en una lectura fugaz de dos minutos? ¿Tan vacío está? ¿Tan poco crédito le daré como para pensar que unas pocas palabras podrán transformar su mente?

¿O lleva una historia encima que lo hace pensar y sentir de alguna forma y que lo hará desechar, en la mayoría de los casos, estas ideas por "extranjeras", "ajenas", "infundadas" o "improbables"?

Ni siquiera son originales.

¿Qué riesgo podría haber?

Y si estuviera bajo jerarquías que consideran peligrosas mis ideas, sin ver qué es lo que hago y cómo lo hago, los resultados o los aportes que hice en estos años, sin ver que mis compañeros no están contaminados con mis ideas luego de haberlas escuchado y discutido durante 10 años... Después de haber sufrido entusiasmos y rezongos todo este tiempo...

Si fueran tenidas en cuenta... y fueran causa de desvinculación o algún otro mal peor...

Entonces, bienvenido sea el sí que me saque del camino.

Buenos días.


Ah, el videíto

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email