lunes, 11 de junio de 2012

Grave.

¿Grave? ¡Gravísimo!

http://www.izquierda.info/modules.php?name=News&file=article&sid=12872

Esta es del tipo de notas de las que es necesario hacerse cargo porque tanto si es verdad como mentira, implican cuestiones muy graves para la sociedad.

Si esta nota es mentira, es gravísimo. Y es necesario desmentirla porque implica un mecanismo de manipulación inaceptable.

Si esta nota es verdad, es gravísimo. Y significa que todos los políticos y periodistas son cómplices de la construcción de un liderazgo de un personaje aterrador.

Tal vez la gente no recuerda lo que ocurrió aquí durante el período de dominación militar. O mejor dicho, sí lo recuerda pero no quiere hacer memoria de las atrocidades que se llevaron a cabo en los centros de tortura. Tal vez es necesario volver a refrescar los detalles de las torturas, la picana, los submarinos, las violaciones múltiples, y otros abusos con todas las combinaciones en la que la imaginación no quiere incursionar.

Por eso me parece indispensable dejar claro si lo que dice esta nota es cierto o no. Si Moyano es este tipo de gente, un delator que aprovechó el aparato de torturas para construir su poder, guiado por su ambición, es necesario que se sepa. Si lo hizo por "convicción" también tiene que saberse. ¿De qué convicciones se trató? ¿Qué justificación puede oponerse? Yo quiero saberlo.

Si es mentira, también es necesario difundirlo y dejarlo en claro. Porque la manipulación a través de la información falsa o tergiversada es un gran crimen. Porque si Moyano es inocente de estas acusaciones, y es auténticamente un defensor de los trabajadores, esto significa que el acusador es cómplice de aquellos que buscan someter a la pobreza y las necesidades al grueso de la población que con sus aportes e impuestos, mantienen a una clase política abusadora y mentirosa.

Es gravísimo. Tanto si es verdad como si es mentira.

Y me parece gravísimo que ningún periodista ni ningún político considere que este tema sea importante como para instalarlo en la discusión pública.

No aclarando de este tema nos hacemos cómplices. ¿El abuso es grave sólo si nos toca a nosotros acaso? ¿Quién asegura que quien se sintió con la obligación de "limpiar" en el pasado ciertas ideas, no considere en el futuro que su deber es "limpiarnos" a nosotros?

Aquel que crea que puede mantenerse al margen eternamente se equivoca. Actuar y no actuar. Decir y callar. Denunciar o desentenderse. Cualquier postura que asumamos puede hacernos "elegibles" de la arbitrariedad.

Buenos días.





DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email