miércoles, 29 de septiembre de 2010

Renovando mis disculpas

He estado revisando mis últimos posts y han bajado notoriamente la calidad. La falta de tiempo y la ansiedad por transmitir ciertas ideas que me preocupan y sobre todo la naturalización que se produce en torno de ciertas prácticas es lo que me ha impulsado a apresurarme y volcar extractos y resúmenes, cortar al medio posts que habían quedado muy largos.

Es que el formato del blog y el canal Internet constituyen una trampa mortal para desarrollar estos temas. Los lectores son fugaces, implacables (yo también lo soy) y las páginas quedan rápidamente en el olvido como un paisaje cualquiera de un sueño irrelevante. Nadie volverá a él y el mensaje se perderá irremediablemente.

He visto que hubo visitas al post en donde extracté unos párrafos del artículo de Hallowell. Si hubiera contado con algunos minutos más, hubiera podido hacer una introducción, desarrollarlo y darle un final. En cambio quedó inconexo, improvisado y muy probablemente sus lectores no habían pasado anteriormente por un post previo en donde se definían los síndromes laborales. Si el lector buscaba saber qué eran el streen y el burnout, en ese post no iban a enterarse, pero sí en uno anterior. 

Tal vez con más tiempo lograría mejores síntesis. Tampoco una síntesis muy ajustada lograría provocar las imágenes y sensaciones necesarias para fijar el concepto, sí en cambio, un texto mejor conducido. Leer las palabras no produce la comprensión. Es necesario algo más que la lectura, un hachazo virtual, que deje una hendidura en el cerebro por donde esas migas de información penetren y ardan, se hagan sentir. En caso contrario es inútil.

El apresuramiento es enemigo del aprendizaje. Si no somos gurmandises de la información, no será alimento, no será conocimiento.

Y este blog, además de algunos berrinches, tiene por objeto hablar de la información, el conocimiento y el aprendizaje.

¿Qué información estoy transmitiendo con estos posts descuidados, mal recortados, improvisados y torpes? 

Por eso debo disculparme. Trataré de remediarlo, aunque temo que sea tarde para corregir malas impresiones en los lectores que probablemente no vuelvan a pasar por aquí.

Buenas noches.


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email