viernes, 5 de junio de 2015

Ni una menos (VI). Presentes y ausentes.

Después de la marcha, minutos antes de la medionoche, ya en casa, escribí en Facebook a quiénes había visto y a quiénes no. Y empezaba refiriendo que lo que unx ve tiene que ver con aquellos lugares que elige transitar. Va textual mi post de Facebook.

Cada unx elige qué ver por los lugares por los que anda.

Di tres vueltas enteras a la zona y anduve por las transversales, por Av. de Mayo y por Av. Rivadavia. Llegué hasta Lima y volví.

Vi todo varias veces. Y por eso creo que me puedo equivocar en detalles al decir qué había y qué no.

¿Y yo que vi en la marcha?

Vi Conmemoraciones.

Vi Escraches.

Vi Testimonios.

Vi Consignas.

Vi Reclamos.

Carteles de la gente común.

Artistas. Batucadas, danzas, performances, representaciones. Afiches artísticos, maquillajes.

Vi carteles caseros. Grafiteadas.

Vi volantes.

Vi también cómo el oportunismo político se apropiaba de las consignas y reclamos.

Vi mujeres con cartera y tacos algo incómodas por los apretujones.
Vi dos mujeres en una mesa de bar en la vereda rodeada de la multitud.
Vi muchos bachilleratos populares. Vi docentes, vi trabajadores agremiados.
Vi ONGs y vi partidos políticos, sobre todo de izquierda.
Vi Centros de Estudiantes.
Vi universidades públicas.
Vi muchxs jóvenes y vi personas mayores.
Vi muchas fotos de gente cuyo destino no se conoce o bien que lamentablemente sí.
Vi ambulancias y vi gente desmayada.

Y noté grandes ausentes.

No vi ningún contingente de un colegio privado. No vi universidades privadas. No vi ningún movimiento religioso. No vi algunos de los gremios más famosos.


Buenos días.

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email