jueves, 17 de enero de 2013

Los derechos de la necesidad.

Tengo un disco que se llama "El bululú" de José María Vilches, uno de los mejores unipersonales que tuve ocasión de presenciar. Allí hay un texto, un diálogo, "El entremés de los habladores" de Cervantes. En él, al inicio, se puede leer/escuchar el siguiente diálogo:

     ROLDÁN.-Señor mío, yo soy un pobre hidalgo, aunque me he visto en honra; tengo necesidad, y he sabido que usted ha dado doscientos ducados a un hombre a quien había dado una cuchillada; y por si usted tiene deleite en darlas, vengo a que usted me dé una adonde fuera servido; que yo lo haré con cincuenta ducados menos que otro.
     SARMIENTO.-Si no estuviera tan mohíno, me obligara a reír usted; ¿dícelo de veras? pues venga acá: ¿piensa que las cuchilladas se dan sino a quien las merece?
     ROLDÁN.-Pues ¿quién las merece como la necesidad? ¿No dicen que tiene cara de hereje? pues ¿dónde estará mejor una cuchillada que en la cara de un hereje?
     SARMIENTO.-Usted no debe de ser muy leído; que el proverbio latino no dice si no que necessitas caret leye, que quiere decir, que la necesidad carece de ley.
Jugosísimo, ¿no?:
"yo soy un pobre hidalgo, aunque me he visto en honra"
"¿quíén las merece como la necesidad? ¿No dicen que tiene cara de hereje? pues ¿dónde estará mejor una cuchillada que en la cara de un hereje?"
"la necesidad carece de ley"

Sobre algunos de estos temas he hablado ya, con otros títulos, siendo o no el centro de la cuestión.

Pero una de las últimas cuestiones que dan vuelta en mi cabeza tiene que ver con esto:
-La necesidad, ¿da derechos?
-¿Los derechos se dan? ¿Quién los otorga o los priva?
-¿Qué es reconocer un derecho? ¿Qué otorga títulos para establecerse como "reconocedor" de derechos.
-¿Es un juez el que debe reconocer un derecho? ¿Un juez?
-¿Qué relación hay entre los derechos naturales, los derechos humanos y la ley.
-¿Qué derechos niega la ley?

Yo no tengo la altura intelectual para llegar a respuestas sólidas para estas preguntas. No tengo el bagaje de conocimientos, ni canónico, ni alternativo, audaz. No me atrevo más que a planteármelo y repensarlo en este blog. Aquí donde yo digo y desdigo cómo y cuanto quiero.

Pero la cuestión aquí es como una continuación al post anterior acerca de los derechos de la propiedad "El derecho de privar."

¿Es un derecho si depende de que alguien lo reconozca, le de el visto bueno, lo acepte, lo acompañe?

Pero... ¿acaso los derechos naturales no se han reclamado históricamente con sangre a través de revoluciones, de revueltas, marchas, huelgas, masacres?

¿Qué está detrás de la naturaleza del derecho que hace que se conquiste con tanta sangre?

¿Es la necesidad la que da derechos? ¿O es el derecho negado el que genera la necesidad?

Y por ende, la necesidad de su reconquista, su rescate o reivindicación.

¿En qué punto la sociedad se planta y dice "hasta acá, tu necesidad es válida hasta acá" y pone piso a las condiciones mínimas para reclamar un derecho y techo al nivel de satisfacción de las necesidades? ¿Qué habilita a la sociedad a poner un piso y un techo?

¿Cómo se permite el hombre la hipocresía del eufemismo, de disfrazar algo tan básico como la subsistencia, la dignidad, la libertad y llena de "etiquetas" y "acasos" para que no queden como "subsistencia", como "dignidad" y "libertad" y adquieran otros nombres, estos sí, fácilmente vapuleables con el código de procedimientos en mano?

¿Por qué hay personas con necesidades elementales habiendo habido el progreso técnico que se ha verificado en los últimos 2 siglos?

¿Por qué pese a que existen personas con necesidades elementales, privados de su satisfacción, creamos nuevas, más sofisticadas? ¿Para anteponernos? ¿Para justificar el negarnos a satisfacer la necesidad del otro? ¿Para justificar nuestro egoísmo e ignorar al otro?

¿Por qué esas necesidades no les da derecho a exigir? ¿Por qué deben maquillar sus palabras, gestos y actitudes para ganar nuestro favor, para convencernos de la justicia de dar satisfacción a su necesidad? ¿Tan lejos quedamos de esas necesidades?

Si esas necesidades fueran nuestras, ¿dudaríamos en considerarlas un derecho?

¿Por qué pensamos en que jamás estaríamos en esa situación?

¿Será porque "la necesidad carece de ley"?



Buenos días.





DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email