viernes, 18 de enero de 2013

Sobre saqueos, agitadores y otras yerbas.

Marchas, revueltas, atentados, saqueos. Petitorios. Cortes. Difusión. Pintadas. Escraches. Piquetes. Trabajo a reglamento. Huelgas. Tomas. Sentadas, banderas, difusión, fanzines, manifiestos, no colaboración, desobediencia civil, etc. Acciones directas violentas y no violentas.

Hay muchísimo para pensar respecto de estos temas. No tengo una opinión formada completamente, sí sobre algunos matices pero no mucho más que eso. Porque este post habla de pocas cosas: los saqueos con su organización y adhesión y alguna mención a la adhesión a las acciones directas más controvertidas.

Mi terminología.

Antes que nada aclaremos algo de la terminología a utilizar:

Insurreccionalistas. En todas las ideologías hay lo que se llama "insurreccionalistas". Los insurreccionalistas son personas que apelan a la desobediencia civil, llevan adelante atentados contra la propiedad, molestan de alguna forma o incluso pueden llegar a llevar a cabo atentados contra las personas.

Acción directa. Una actividad que actúa sobre la realidad con cualquier fin: reivindicatorio, protesta, obstaculización, posibilitación, sin esperar permisos ni autorizaciones o apoyo legal de ningún tipo. Las hay violentas y no violentas, con mayor o menor contravención de las normas legales vigentes. Ejemplos de acciones directas son las expuestas en la primera oración de este post.

Expropiatorios/apropiatorios. Los robos y hurtos se dividen en expropiatorios y apropiatorios. Los expropiatorios tienen como fin despojar del título de propiedad del bien. El bien luego es destinado a alguna causa que no es la acumulación, y en casos extremos incluso la destrucción. El fin de la expropiación puede ser atentar contra el concepto de propiead como principio ideológico o filosófico o bien contra el mismo bien por lo que simboliza o posibilita. Los apropiatorios persiguen como fin engrosar el patrimonio personal a través de su acumulación, goce o venta. Muchos movimientos revolucionarios para financiar las revoluciones han llevado a cabo robos y hurtos, destinando una pequeña parte a la subsistencia y el resto a actividades de difusión y organización o pertrechos.

Activar. Promover acciones directas. Difundir, organizar, arengar, sembrar consignas ideológicas o bien aleccionar sobre justificaciones. Son ideológicos.

Agitador. Para mí, es una especialidad dentro del activismo. Con esta definición la uso. El agitador genera clima, el activista promueve ideología, siempre para mí. El agitador arenga, ayuda a quebrar barreras de contención en las personas, estimulando algunos motivos por sobre los reparos que la gente pueda arguir. Promueve sentimientos de inconformismo, enojo, indignación y alecciona métodos de acción directa. Dan coraje. Es un instrumento dentro de los métodos de acción directa.

Masa crítica. El número. El número significante, el que señala una adhesión para algunos pero para todos (estado y ciudadanos adaptados) significa "peligro", "alarma".

***

Este post.

En el caso de las acciones directas, para este post, me interesa especialmente los atentados contra la propiedad. Algunas veces he pensado acerca de los cortes, piquetes y huelgas o trabajo a reglamento, de distinta forma en la medida que mi convicciones se vieron modificadas en función de la experiencia y la información.

En el caso de los robos expropiatorios y los saqueos he también hecho alguna instrospección respecto de la propiedad. Ahora me interesa ver el tema de la adhesión y muy poco sobre la posible organización. Me parece que al respecto hay muchas cosas no dichas. Discursos construidos "para la gilada", para la burguesía, la gente de bien, que se escandaliza fácilmente por no tener o no aceptar, concepciones ideológicas radicalmente diferentes a las propias.

***

Las noticias del saqueo.

Cuando fueron los saqueos de Bariloche, la información "pulenta" tardó en parecer. Distintas versiones se sucedieron y opiniones de la mano de cada una.

Yo me he puesto muy desconfiada, con lo cual desconfío de todas las explicaciones. Incluso con las más cercanas a mi ideología. Básicamente con la construcción de discursos potables para la gente, apelando a argumentos sensibleros, emotivos, de identificación con esto que comenté en los posts anteriores acerca del pobre manso.

Simplemente no creo en las explicaciones demonizantes ni en las victimizantes.
Pero algunas cosas que la gente dijo en sus declaraciones y en foros o comentarios de noticias fueron:

"Les molesta que hayan robado con cierta racionalidad, sin duda un LCD da para comer por más tiempo que un paquete de harina".
"Se recuperaron X artículos producto del saqueo".
"Los vecinos se autoorganizaron, se fueron sumando en la medida que iban pasando".
"Probablemente muchos no hayan saqueado por hambre, pero si no hay necesidad la chispa no prende".
"En los saqueos a los pobres suelen asociárseles los ladrones".
"Se aprovechó la fecha del 20 de diciembre para los saqueos".
"Hubo saqueos donde había menos control".
Hay varias más. Más adelante me dedicaré a recopilarlas y actualizar este post o bien escribir otro si hay muchos cambios.


***

Detrás de un saqueo hay varios elementos, eso a nadie se le escapa. Para mí es curioso que se hayan dado para la misma fecha y que en algunos lugares los hayan sofocado con mayor éxito que en otros o bien que no hayan prosperado directamente. Pero por ahora, es personal.

Hay básicamente como elementos, la organización, el número y la adhesión.

El número en primer lugar, un saqueo necesita masa crítica, tiene que haber un mínimo de adherentes. Es obvio que no todos responderán a la misma consigna, lo mismo que en las marchas, por eso cada uno cree que va por un motivo distinto. La finalidad del número no es mostrar consenso sino mostrar clima (siempre para mí), de ahí su eficacia. Nunca traen soluciones definitivas pero fuerzan a la respuesta. Son medios confrontativos.

En estos saqueos, creo yo, los que hacen punta generalmente son insurreccionalistas. Pero la mayoría se compone de alguna mezcla bastante variada, entre gente con necesidades, activistas, ladrones, oportunistas, militantes, infiltrados, insurreccionalistas.

***

La organización.

¿Hubo organización? ¿De qué tipo? ¿Hubo convocatorias? ¿Quiénes adhirieron? ¿Por qué?

Para mí un mínimo de organización tiene que haber. Sino, no hay saqueo, hay hurto nomás. Pero si son varios, mínimamente una mirada cómplice tiene que haber y eso solo es un inicio de organización. Pero para este caso no creo que haya sido una mirada cómplice. Tampoco creo que haya pasado uno gritando "voy a saquear, súmense" y los demás hayan dejado lo que estaban haciendo para ir simplemente.

Pero algunos medios de comunicación y políticos, sugieren tipos de organizaciones más elaboradas, no ésta que sería incidental.

¿La hubo?

No sé cómo se gesta un saqueo. No quiero ser inocente ni sarcástica. No tengo idea. No sé cómo se ponen de acuerdo, cómo confluyen, cómo se enteran y cómo se suman. No me pasó nunca que esto pasara por mi lado y yo me diera cuenta antes o durante. Y no me lo imagino. No se me ocurre por dónde empezaría de estar en esa situación y adherir por el motivo que fuera.

Pero de lo que he visto, he oído y he leído sí puedo conjeturar acerca de, en caso de ser algo organizado, cuáles serían algunos posibles elementos: se arma un saqueo con una o varias consignas de uno o más líderes sociales de misma o distinta ideología aprovechando algún motivo en una fecha reivindicatoria, se corre la voz y se empiezan a sumar otras plazas; se organiza previamente y se descentraliza la ejecución, cada saqueo es independiente pero se planea fecha, consigna, medios de convocatoria; se organiza un saqueo para desestabilizar a un gobierno (municipal, provincial, nacional), las demás plazas aprovechan con fines similares o distintos y se suman. Estas tres alternativas parecen similares pero tienen diferencias.

***

La mezcla.

Una de las crónicas periodísticas hablaba de mezcla de ideologías confluyendo en el saqueo. Esa mezcla era inmanejable y por ende peligrosa.

¿Esta mezcla confusa fue un punto estratégico para justamente dejar al estado sin respuesta? ¿O simplemente fue un recurso de la necesidad para construir la masa crítica? ¿Consensuado ad hoc? ¿O un elemento emergente que debería aprovecharse como aprendizaje (por ambas partes)?

En caso de ser organizado de antemano sorprende que no haya habido topos y filtraciones. Y en el caso de ser organizado al vuelo (emergente), sorprende la velocidad para pescar la consigna, difundir la convocatoria e implementar la acción directa.

***

La adhesión, los motivos.

¿Había en los saqueos elementos destinados a ser leídos por activistas de otras plazas? ¿Sutiles, imperceptibles para la gente común o el periodista aggiornado a los medios tradicionales, cortísimos de miras? (Asomó el rabito el pensamiento conspirativo, en el fondo, me encantaría que así fuera...)
Por otro lado había gente llevándose LCD u otros electrodomésticos, comida, juguetes. Incluso un clase media llevándose un cajó de una bebida alcohólica y olvidándose de pagar.

¿Esto revela distintas necesidades? ¿Distintos motivos?

Los que se llevaron comida, son los pobres buenos que tanto nos conmueven. Los numerarios que se suman al saqueo por hambre pero no politizados. Responden a la consigna del hambre con comida. Hacen número, sirven a la agitación, salen en las fotos, hacen a la cantidad. Son funcionales a la señal de adherencia al saqueo, la muestra de que algo anda mal y que hay hambre.

Los niños que se llevaron juguetes u otros objetos de poco valor pueden interpretarse como víctimas del deseo. De las privaciones de una niñez repleta de carencias. O con la posibilidad de tener para ofrecer ese juguete (como regalo o como trueque) ya en negocios de la niñez.

Los que se llevaron los LCD pueden ser activistas u activados. Aleccionados que un LCD da para más meses de comida que varios kilos de arroz y harina. Son los que inspiran la consigna "los pobres también toman decisiones racionales: son pobres, no estúpidos". También pueden ser ladrones, abasteciéndose de stock para futuras ventas. También pueden tener motivos consumistas: disfrutar de un televisor de última generación que no sería atinado comprar o que no está al alcance, igual que el resto de la gente.

Bueno, ni hablar del tipo de la camioneta que se llevaba el cajón de petacas...

Ahora, qué pasa con los bienes "recuperados".

¿Cuántos se hurtaron y cuántos se recuperaron? ¿Qué porcentajes?

Es imposible saber. No voy a creer ningún porcentaje que sea publicado por uno u otro bando.

Si yo te digo, "se recuperó un 90% de los bienes", quiere decir que hubo retención. Primero, ¿el número es real? Segundo, en caso de que sí lo fuera, ¿motivo? Tal vez significa que el producto del saqueo no fue destinado a la venta, contrariamente a como hubera indicado el argumento de la racionalidad. ¿Por qué? Tal vez porque se destinó a satisfacer un deseo de igualación. Tal vez porque se saturó el mercado de mercadería robada. Tal vez porque se esperaba un momento más adecuado para la venta. Tal vez porque se destinaba a otra cosa que ni imagino (un delirio: un muestra de N televisores con un documental por ejemplo, al estilo de las muestras que se hicieron hace 20 años en el subte, qué sé yo, ya dije, un delirio).

Si yo te digo, "se recuperó un 20% de los bienes", implica que no hubo retención. Real o irreal el número, tal vez significa que el mercado estaba esperando esa mercadería y se liquidó rápido, con lo cual también se podría conjeturar una estrategia mafiosa de comercialización fuera de la ley. Tal vez significa que se robó con racionalidad para subsistir varios meses. Tal vez significa que ya se destinó a un fin de no acumulación y/o goce particular.

Pero no importa cuál sea el porcentaje, no voy a creerlos. No por el número sino por las intenciones detrás de las fuentes. El número puede estar "construido" o "maquillado", el criterio de la muestra puede ser tendencioso. ¿Qué LCD cuento, por ejemplo? ¿Dónde y por qué se hicieron las razzias? ¿Qué control de número de serie y estado de compra se hizo sobre cada unidad como para garantizar que fue apropiada durante el saqueo? ¿Quién difunde la cifra y con qué intención, qué quiere demostrar? ¿Quiere dar "tranquilidad" como justicia de restitución de propiedad? ¿Cómo demostración de que se trataba de simples robos? ¿Como muestra de que fueron destinados a la venta? No voy a creer nada de esto ni de ninguna otra cosa. Ya estamos demasiado duchos en el uso de la información.

Algo más respecto de la adhesión, sin LCD, harina o pelotas de por medio.

Hay distintos tipos de personas que se adhieren: personas dogmatizadas, ideológicamente sólidas; ladrones oportunistas; personas con necesidad que aprovechan la oportunidad del anonimato por la masividad de la medida; personas manipuladas; personas pagadas; activistas con distintos fines; revoltosos de alma.

Algunas personas adhieren a estas ideologías (cuando digo "estas" me refiero a las citadas por la nota periodística que luego agregaré -revisar más adelante por actualización de este post-): por creencia ideológica total incluyendo los medios, por creencia ideológica pese a sus medios (no comparten del todo o siempre sus métodos); sólo por sus métodos, por la agitación en sí misma; o por oportunismo. 

Entre los que comparten sólo sus métodos sin atender demasiado al motivo, encontramos insurreccionalistas y también los encontramos entre los activistas y agitadores.Unos interesados en romper la solidez del sistema y los otros en generar clima para la toma de conciencia ideológica.

Igualmente estas cosas nunca se dicen claramente, al menos por parte de sus actores.

Creo que cada uno de estos motivos merecería ser analizado un poquito más.

Buenos días.
 


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email