miércoles, 11 de febrero de 2015

¿Dijiste media verdad?

Dirán que mientes dos veces, si dices la otra mitad.

Me sorprende que después de tantas decepciones, tantas ilusiones y desengaños, tantas jugarretas y cuasi-conspiraciones, tantas calumnias y desmentidas a medias, la gente siga poniendo las manos en el fuego por gente que NO conoce.

Conoce sus palabras, sus gestos, su imagen.

Palabras que pueden escribir profesionales, especializados en análisis crítico del discurso.

Gestos e imagen que los especialistas en lenguaje corporal y asesores de imagen estudian y diseñan meticulosamente.

Sí, desde luego, luego interviene el "talento" para el engaño que tenga la figura que dirá las palabras acordadas, o que representará la escena montada.

Se ha hablado sobre estos personajes, ayudantes de titiriteros a sueldo para manipular la opinión pública.

¿Y aún sabiendo todo esto la gente CREE en quien no conoce más que por sus palabras, sus gestos, su imagen, sus representaciones?

La Historia en distintas épocas fue contada de distinta manera. El héroe de un país pudo haber sido el traidor de otro. El patriota de una versión de la Historia es el reaccionario, el guerrero aniquilador y la pesadilla, el enemigo público, el agitador, el conspirador o el guerrillero de otra versión.

¿Por qué creer en una u otra versión?

¿Acaso sabemos o tenemos la posibilidad de saber qué hay detrás de los hechos? ¿Las intenciones, declaradas u ocultas? ¿Las verdades o las mentiras? ¿Los mitos?

Es cuestión de FE.

No hay por qué enojarse. Contra la FE no hay razonamiento que valga. Si yo CREO en FULANE, voy a creer que los demás le calumnian, que conspiran, que le hicieron una cama, que son capciosos o sesgados al contar algún hecho comprometedor. Si yo he preferido CREER en quienes combaten a FULANE entonces voy a creer lo peor de FULANE, así sean fantasías de las más absurdas: encarnación del mal, demonio, locx.

Pero hay que tener presente esto, porque después nuestro odio no se dirigirá sólo a FULANE sino también a quienes creen de buena fe en FULANE. ¿Es lo mismo FULANE que quien cree en FULANE? Sin embargo así nos comportamos: despreciamos, sospechamos, nos burlamos, nos indignamos de quienes admiran a FULANE. ¿Y acaso existe UNA verdad?

La persona más santa bajo otra óptica siempre puede aparecer despreciable.

No me digas que la primera vez que leíste o escuchaste la historia de Abraham e Isaac pensaste "lo que se debe pensar". ¿No se te puso la piel de gallina de ese padre y de ese dios? No te mientas porque a mí no me podés mentir. Te enseñaron a justificar a ese dios y a ese padre. Es imposible justificarlos de otro modo.

Ese padre insólito deja de ser visto como padre despreciable y pasa a ser un devoto ejemplar de confianza ciega a su dios.

Yo no confiaría en mi padre nunca más a partir de eso, pensaría que está loco, que escucha voces, que tiene alucinaciones. ¿Quién volvería a confiar un padre tan "santo" como ese?

¿Parábola?

Buen intento.

Buena excusa.

A veces es literal. Creer ciegamente. Pero si los hechos cuestionan la santidad del santo o la amorosidad, justicia, omnisciencia u omnipotencia de un dios, es una alegoría, una parábola, un símbolo. ¿Sabía ese dios que Abraham era capaz de matar a su hijo? ¿Sí? ¿Para qué lo puso "a prueba"? ¿No? Entonces no es omnisciente. Paradojas que sólo pueden surgir en el pensamiento humano, un pensamiento plagado de fantasías que reemplazan a la realidad. Fantasías que llevamos a todos los ámbitos.

Lo mismo las personas de la realidad: escritores, periodistas, actores, políticos.

Personas que no conocemos más que a través de sus dichos y representaciones.

Y depositamos nuestra FE ciega en ellos. Construimos personas que no son a partir de nuestras presunciones y necesidades. Necesidad de creer en ellos. Debe ser así, sino no me cierra con mi imagen de esa persona.

¡Qué locos estamos!

Sólo el amor hace que las contradicciones de los que amamos no nos hieran de muerte. Es nuestro amor, y no nuestra fe o nuestra lógica la que vuelve a reconstruir nuestro vínculo con aquellxs que amamos.

¿Pero a quienes no conocemos...?

Yo, por las dudas no permito que mi fe se quede ciega.


Buenas noches.





DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email