miércoles, 18 de febrero de 2015

Bioy y yo.

Yo de Bioy mucho no leí, sólo "La invención de Morel", "Historias Fantásticas", "Dormir al sol", "Una muñeca rusa" (cuentos) y las colaboraciones con Borges en los casos de Isidro Parodi con el seudónimo Bustos Domeq.

Las dos novelas de Bioy que leí me gustaron bastante. De los cuentos me gustaron poco menos de la mitad. Los poemas no me gustan. Mejor dicho. él no escribe poemas sueltos, los incluye en sus cuentos, los que leí no me gustaron.

En general los cuentos de Bioy me gustan cuando logra hacer ablación de su sociedad y las costumbres pedorras de sus círculos sociales. A veces se extiende demasiado en el chismorreo introductorio de algunos de sus cuentos. En algún caso son necesarios pero en muchos, sobra (para mi gusto). Ese desfile de viejas ampulosas, damiselas rubias y voluptuosas (le gustaban rubias y gorditas) y dandies prefabricados destinados a la desgracia, me crispa.

Me imagino que él se debatiría entre disfrutarlo y padecerlo  y por eso marea con tanto detalle de glamour deslucido.

Buenos días.

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email