miércoles, 18 de febrero de 2015

Época de lecturas recreativas.

El verano es para mí época de lecturas recreativas. En otro de mis blogs comenté "Los anticuarios", pero en éste comentaré brevemente otra de mis lecturas de este verano.

Ahora estoy con Andahazi. Yo había leído por los tempranos 2000, "El anatomista" que me había prestado un compañero de trabajo.

En general me gustan las novelas que transcurren en Edad Media y Renacimiento si incluyen detalles históricos o sociales reales o que parecen reales. De esa novela me había gustado precisamente eso. La trama de esa novela es medio rara.

Luego de ese libro no tuve oportunidad de leer otro de él. Este verano en las mesas de ofertas de Uruguay encontré un libro de cuentos de Andahazi: "El oficio de los santos".

Leí los primeros dos cuentos y me llevé una sorpresa, Andahazi en esos dos cuentos recurre a una "receta" para la introducción. Son prácticamente idénticas. A partir del nudo introduce cambios pero mantiene algunos elementos en común. Como no he leído muchos libros de Andahazi y no he leído aún críticas y comentarios no sé si sus libros tienen esos elementos en común que yo observé en mis tres lecturas.

Una de esas características que noté en esas tres escasas lecturas es la figura femenina. Se trata de mujeres disonantes con su época: desafiantes de las normas, fuertes, impermeables a las críticas. Otra de las características es el erotismo vinculado a esas mujeres particulares, como una propuesta innegociable desde ellas. La otra es la abundante inclusión de ingredientes históricos, que a mí particularmente me gusta. No son novelas y cuentos en un espacio y tiempo indefinidos o acomodables, son tramas revividas en encuadres precisos de nombres y fechas, pueblos, situaciones políticas.



Buenos días.

DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email