jueves, 21 de agosto de 2014

La calle no es un lugar para vivir 2: el NINGUNEO.


Ayer, en la presentación de "La calle no es un lugar para vivir", al principio se proyectó un video que creo que es el que compartí y que contiene un par de canciones y unas fotos.

Alguna vez yo había compartido en Google+ algo de Proyecto 7. Recordé las fotos. Se trataba en ese momento de 1 ó 2 fotógrafos que hacían tomas de gente en situación de calle. Pero al igual que Vero C. Tonnelier Fotografía entablaban conversación o bien los retrataban sin pruritos.

Cuando llegaron a las 200 fotos pensaron que no sacarían más, pero descubrieron algo que vimos en el curso de fotografía urbana con Analía Cóccolo y Leonardo Vaquero, algo que estaba en el texto de Susan Sontag, en donde el horror de la guerra podía transmitirse en una foto tanto o más que en la misma realidad. Al igual que entonces, mucha gente se sensibilizaba mucho más a través de la fotografía que al ver a una persona en situación de calle.

Yo creo que la fotografía otorga al observador una intimidad que el encuentro en vivo priva: allí estamos frente a frente con una persona en situación de calle y nos pone de frente a nuestra omisión o a nuestra impotencia.

Del otro lado, además de la voz del fotógrafo escuchamos la voz de hombres que vivieron en situación de calle (o aún viven). Y también escuchamos a un psicólogo social y a una antropóloga entre otros hablando de sus aprendizajes respecto a esa realidad.

Y algo muy relacionado a lo que contaba recién, de la mirada, del registro del otro: el chico (más que el adulto) en situación de calle, saben lidiar con el frío, con la lluvia y con el hambre, incluso con el abuso (al que están sometidos permanentemente) pero con lo que no pueden lidiar es con el NINGUNEO.

Y lo más terrible es qué es el ninguneo. No es lo mismo que para nosotros.

Esa situación que nos tiene habituados (nuevamente el "nosotros"), de ir por la calle apurados y pasar al lado de bultos de mantas que ocultan a veces (y otras no) a personas en situación de calle, bolsas de consorcio que aislan cuerpos vivos del frío, cosificados e ignorados por los transeúntes como meros bultos o como residuos humanos ("Look down and see the sweepings of the streets" - letra de una canción de Los miserables // "Vengo del basurero que este sistema dejó al costado" - Cuplé de la violencia - Agarrate Catalina). Esquivados pero no vistos. Eso es el NINGUNEO, para ellos, no el verbal, el de la subestimación (que es lo que para "nosotros", los que estamos "adentro", es el ninguneo).

El NINGUNEO es para la gente en situación de calle esa condición de fantasma, de ser atravesado por las multitudes, la inmaterialidad, la ausencia de un cuerpo que no es mirado.

Algunos, al ser preguntados sólo con un "cómo está", registran esas simples palabras como un evento, un hito en meses.

Y seguimos con el tema del registro del otro.

Tenemos tantas formas de ignorar al otro, de recortar el mundo, de invisibilizar a los otros, de cosificar a los otros, esos otros que cayeron en desgracia, o que nacieron en ella, nunca salieron o tal vez nunca saldrán, y los eternos excluidos del "nosotros"...


Buenas noches.

Nota: si no leíte el post de presentación de "La calle no es un lugar para vivir" hacé click acá: http://blog.malvagris.com.ar/2014/08/la-calle-no-es-un-lugar-para-vivir-1.html




DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email