viernes, 4 de febrero de 2011

El trabajo como valor VII: el avance tecnológico y el paso de la confianza a la desconfianza

Desde hace algún tiempo me he visto involucrada en tareas de seguridad informática, siendo que no es ésta mi función ni mi especialidad. Nada que ver con lo técnico, nada de criptografía, hackers, firewalls, virus. No, nada de lo más divertido. Mi función es meramente auxiliar en una serie de cuestiones "suaves" que resultan ser las más duras.

El avance tecnológico ha hecho que algo que siempre fue valioso pero que hoy se hace superlativo (hablo de la información y el conocimiento), se convierta en el Santo Grial: buscados, codiciados, investidos de atributos cuasi mágicos y custodiados con tanto celo que convierte a dichas prácticas en "duras" pese a que son "sociales" y no matemáticas, ni electrónicas. Digo que la tecnología ha transformado las prácticas humanas, sus relaciones y ante todo, la confianza. O viceversa...**

Creo que este post debería estar dividido en tres además de éste. Uno desarrollando uno de mis artículos favoritos, "Posdata sobre las sociedades de control" de Gilles Deleuze y este cambio de las relaciones sociales, mechándolo con un poco de Bauman cuando habla de las relaciones "orientadas a conexión" para luego pasar a desarrollar el vínculo entre esta característica y la "formalización de la desconfianza".

Otro post debería desarrollar el tema de la desconfianza y su relación con el anonimato, la prescindibilidad de los recursos humanos, el compromiso voluntario por identificación y la gestión del compromiso (tema que odio con todo mi ser) que es algo así como una inducción al compromiso por identificación con retribuciones ficticias, vacías de contenido, totalmente cosméticas.

El tercer post debería desarrollar estos ejemplos que empiezan a medrar y que antes eran "personajes" de literatura de seguridad informática o de cine "catástrofe soft" tipo "La Red" y que hoy empiezan a ser palpables porque le tocan al compañero o a uno mismo.

Es increíble cómo funcionan estas cosas. El Diablo está en los detalles. Es como en "Las Brujas de Eatswick" juntarse a pensar en algo hace que es algo adquiera entidad. Y se hace real. Es como el nuevo postulado que cada vez escucho más frecuentemente "una brujería hace efecto sólo desde el momento en que creés en ella" (el viejo "Las brujas no existen pero que las hay, las hay" reloaded) desarrollado simpáticamente en la película "La llave del mal". La famosa profecía autocumplida.

Como siempre insisto, lo que vemos en las películas y leemos (mucho antes) en los libros, es reflejo de lo que está pasando y alguien, un poco más sensible, mejor antena que otros, levemente paranoico, lo capta y hace un buen argumento que toca la fibra cagona* que todos tenemos mal escondida por algún lado.

El punto aquí es, sea que la tecnología afecta a la sociedad o la sociedad se expresa mediante la tecnología, hoy la desconfianza es un patrón de conducta que viene a mellar aún más la sensación de "seguridad en retirada",en todas las relaciones: las personales, con los compañeros de trabajo, las de la sociedad en su conjunto y las de las empresas con sus empleados respecto a su comportamiento frente a "esa maldición tan deseada" de la información.

Así que, antes de desarrollar estos tres posts (que con éste serían 4, veremos en qué termina), recomiendo la lectura de estos enlaces:

1) Cambios sociales:
"Postdata sobre las sociedades de control" de Gilles Deleuze (siempre releo la traducción de Caparrós pero ahora saltó ésta)

2) Toco y me voy:
"Amor líquido", de Zygmunt Bauman, prólogo. Yo conozco su planteo de "Vida líquida", en donde lo menciona brevemente, pero es en "Amor líquido" en donde lo desarrolla detalladamente. Yo sé que el título es más adecuado para un culebrón que para un libro de un sociólogo, algún diablo marketinero debió haber metido la cola. Pero el contenido de estas ideas es fundamental para explicar muchos de los cambios que se han producido en la sociedad y que están relacionados con el avance tecnológico** y con las sociedades de control desarrollado por Gilles Deleuze. Debo aclarar que el concepto de "liquidez" en Bauman, para aquellos que lo conocen menos que yo, es central en Bauman y justifica toda su teoría.

3) ¿La sociedad que ya vino?
"Leonia" de "Las ciudades invisibles" de Italo Calvino (imperdibles TODAS). Citada como ejemplo en el prólogo de "Amor Líquido". Esta ciudad consta sólo una página y sirve de "paréntesis literario" (marca registrada de Juan Antonio Ramonet y Silvia Ramos. FIUBA,)

4) INSIDERS y la "amenaza del escritorio de al lado": respecto de este tema prometo mejorar la oferta de artículos. He leído mejores artículos que estos y los reemplazaré en este mismo post en cuanto encuentre mejores, ya se me hizo un poco tarde. Pero igualmente introducen al tema de la desconfianza:
"La amenaza del escritorio de al lado"
"Cuando los empleados pasan a ser la mayor amenaza"
"Los malos hábitos de los "insiders" siguen representando una seria amenaza"
"Organizaciones quedan expuestas por sus trabajadores"

No son artículos largos, es posible ir leyéndolos, pues mientras tanto voy a ir desarrollando algún otro post más liviano, antes de encarar el análisis de toda esta información y su relación con el "trabajo como valor" que viene virando de la confianza a la desconfianza. Y de paso darme tiempo a leer Taylor (que es promesa de otro post anterior) que hasta ahora no he podido pasar de la justificación a Roosevelt.

Buenas noches.

*Cagón/cagona: es un adjetivo que ha ido perdiendo de a poco su carácter de mala palabra, aunque aún no está bien visto (informal), muy común en Argentina y aledaños y que significa temeroso/a, miedoso/a, tal vez incluso pusilánime o cobarde.

**Manuel Castells (citado por Tedesco en "Educar en la Sociedad del Conocimiento") no opina que la tecnología pueda imprimir estos cambios a la sociedad sino más bien a la inversa. Éste también es un lindo tema para analizar y no sólo lindo sino importante. Ya tengo en preparación un post sobre un trabajo de este autor.


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email