domingo, 9 de febrero de 2014

Conocimientos previos.

Sobre los conocimientos previos creo que es necesario hacer algunas aclaraciones para que no se crea que es una etiqueta elitista sino algo así como portar y saber usar una herramienta.

Conocimientos previos no quiere decir "tener título", "haber estudiado", "haber sacado 10". Los que andamos por varios lados y frecuentamos distintos ambientes hemos visto gente que conoce muy bien teoría y práctica, puede definir, demostrar, clasificar eso que supuestamente conoce pero muchas veces no puede mostrar un buen uso de ese conocimiento para fundamentar, para sacar conclusiones aplicándolo a la realidad o para generar conocimiento nuevo. O incluso no puede mostrar que ha tratado de combatirlo y no ha podido. No puede hablar de esos combates porque simplemente los ha estudiado sumisamente sin resistencia.

Conocimientos previos no tienen por qué ser muchos, pero sí sólidos, revisados y cuestionados por todos lados, haber sido sometidos a disección o estar en la mesa de disección... o bien con turno.

Conocimientos previos muchas veces es haber vivido y haber reflexionado y discutido sobre lo vivido, con humildad y con asombro.

Conocimientos previos es también haber leído y maravillarse, enojarse, sorprenderse, confundirse.

Conocimientos previos es también haber escuchado o visto, en silencio o a los gritos, en quietud o en acción.

Conocimientos previos pueden ser mal explicados, mal redactados, mal dichos, pero deben estar robustamente aplicados. El lenguaje y los modales o las formas no invalidan el conocimiento.Tampoco lo convalidan.

Si no han ocurrido estas cosas, no se puede hablar de conocimiento.

Pero fundamentalmente conocimiento es cambio y es movimiento.

El "ya lo sé" para minimizar, no es conocimiento. Nunca. La discusión con fundamentos es la única forma de demostrar que ese conocimiento fue adquirido y descartado, invalidado o superado. Con la explicación del cómo y el por qué.

Si no hubo transformación, entonces no hubo conocimiento.

En Avatar hay una escena muy interesante. El ritual de los cazadores incluye elegir una cabalgadura, un Ikran. Una vez que ambos se han elegido el vínculo permanecerá de por vida. Se produce un vínculo físico. El cazador lo identifica porque el Ikran tratará de matarlo. Cuando el cazador vence las resistencias del ikran se conecta físicamente y allí el cazador con sólo pensar logra que el ikran maniobre según sus deseos. Ambos se han transformado, íntimamente. Ese vínculo es una conexión física.

Esta elección y posterior vínculo es para mí una metáfora del conocimiento.

Para que se produzca ese vínculo uno debe tratar de invalidar ese conocimiento, esa batalla tiene que darse. Ese conocimiento es una amenaza porque perturba nuestra comodidad. Hay una lucha. Es entonces cuando comienza el vínculo: en la elección y la lucha. Se produce un vínculo que es además una transformación porque ocurre como un proceso. Que ese conocimiento sea una herramienta es sólo posible si ha obrado esa transformación. Dicen algunos neurólogos que el conocimiento es una red de conexiones nuevas en el cerebro. El cerebro cambia su conformación y una serie de atajos se inaugura en la corteza. Ese conocimiento ha obrado entonces físicamente.

Para mí no puede haber conocimiento sin resistencia. Agregar datos es sólo enriquecer un conocimiento previo, reforzarlo, pero el conocimiento nuevo es siempre resultado de un duro proceso.

Y la experiencia es también un gran escultor de cerebros.

 

Buenas tardes.


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email