viernes, 10 de junio de 2011

Carlos Levy.

Muchos años atrás, cuando no imaginaba este minuto, escribiendo tal vez para nadie y conociendo algo más (apenas más) de este poeta, leí en "Clarín porteño", en un formato comprimido, como para wap, un poema de Carlos Levy.

"Génesis"

En general leía con aburrimiento el "Clarín porteño" luego de las historietas, y despreciaba los enunciados de la sabiduría de barrio, de vecina con ruleros y pantuflas, que solían aparecer en ese espacio.

Recorté ese minúsculo rectángulo que contenía "Génesis" y lo perdí y recuperé muchas veces, cada vez con menor frecuencia, hasta que un día, ya con mail e Internet, lo escribí en un mail y quedó al alcance para cuando quisiera leerlo.

Así fue como comencé a buscar un libro de Carlos Levy en las Ferias del Libro, las anuales y las ferias del libro de las plazas, las librerías de viejo, los catálogos de las cadenas. Inútil, nadie conocía a Carlos Levy, no figuraba en ningún lado "Café de Náufragos".

Apareció Google.

No aparecía nada. Año tras año, buscando siempre.

Y antes de ayer, reiteré la búsqueda. Y mágicamente dos páginas hablaban de él. Y en una de ellas, algunos poemas de este escritor mendocino (ahora sé).

Quiero dedicarlo a mí y a otros que también escriben, como yo, para no olvidarnos un poco qué hacemos y dónde estamos y qué fue de otros antes que nosotros, con mayor compromiso:

Pan del corazón
Carta abierta

A Julio Carabelli, cómplice.
A Jorge Sosa, que convierte las palabras en abrazos.
“La noche en que fusilen canciones y poetas
por haber traicionado, por haber corrompido
la música y el pólen, los pájaros y el fuego,
quizá a mí me salven estos versos que digo.”
Antonio Esteban Aguero


Todos los días
la poesía todos los días
todos los días como bandera
como bandera todos los días darla al viento
y que el viento la lleve
de ciudad en ciudad
de pueblo en pueblo
sin olvidar ninguno por pequeño que sea
casa por casa de puerta en puerta
cada lugar del valle al mar con su poema
y cada hombre
porque es pan del corazón

y todos los días a nosotros el pan nuestro

No oyeron ese canto acaso
nacido elemental y puro en la ronda de los niños
leudar ingenuo con la ganas
de una muchacha de amor primerizo
ser consuelo
después del dios cuando hambriento lo reclama?

no lo supieron el crepúsculo
árbol nube baja tempestad
planeta
universo
vida
esa piedad de milagros alborotando
un pedacito del espacio?

Yo doy fe del verso insomne
hablándole a la mano del suicida
camarada empezar de nuevo mañana cardinal

Y es batalla claro mucha batalla
todos los días batalla

Es pan del corazón

Y ustedes
sí ustedes
se preguntaron por Federico y la sangre derramada?
saben que aún llora la guitarra de Víctor?
a ustedes
les dieron alguna vez duro con un palo duro como a César?

No saben nada
la poesía no es libre
esta presa del abrazo humano y necesario

Es el pan del corazón y ustedes
farsantes
meros ordenadores de palabras
que osan llamarse a sí mismos
pomposamente
poetas
al traicionar su espíritu lo han corrompido

Les digo:
sus metáforas tan pulcras ellas
declamadas a patéticos exégetas
no son perfectas están muertas
porque son ustedes vanidosos
navegan tan por arriba capitanes celestes
que aún soberbios como dioses no les dieron vida

Mientras tanto dispensadme los exabruptos y sed felices
a puertas cerradas
muy bien
realizad vuestras selectas tertulias
escuchaos los unos a los otros
y aplaudíos
y regocijaos mucho cuando dicen vuestros nombres
ahora aprovechad
el olvido vigila

Y hacedle a los mortales un favor
con el pan no jodais.

Carlos Levy

Extraído de: http://www.poeticas.com.ar/Directorio/Poetas_miembros/Carlos_Levy.html



Buenos días



DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.



Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email