viernes, 27 de mayo de 2011

El trabajo como valor X: la gente III y los vínculos

Todos los ensayos y artículos que he estado leyendo necesitan de la pata de la realidad. Escritos por personas de otros países, en otros años, es posible que la gente no esté pensando o sintiendo como afirman los artículos.

Aún así, mi sospecha es que la situación es aún peor a lo que se describe desde el ámbito académico. Al menos en lo que respecta a la naturalización de los conceptos satélites al trabajo.

Es por eso que me interesa continuar indagando acerca de la opinión de la gente acerca del trabajo, las sensaciones que tienen y han tenido, sus hábitos de trabajo, el día antes, el último día, las entrevistas, la desvinculación, el comienzo de la jornada, el fin de la jornada, cuán importante es para esa persona el trabajo en general o el trabajo actual, en su vida, cuán influida está su vida de relación por las relaciones en el trabajo.

Porque ayer, cuando volvía a casa pensaba, si yo no trabajara donde trabajo, ¿elegiría a las personas con las que tomo café o almuerzo, como amigos o mínimamente compinches para un café o una comida? En este último empleo llevo 10 "demasiados" años.

Luego pensé en otros trabajos que conservo desde hace más años aún o menos (16 años y 2 años y medio respectivamente). ¿Elegiría conversar con ellos, de política, de economía, de cambios sociales, del trabajo, de la gente, si no fuera porque el trabajo me fuerza a entablar con ellos una relación?

¿Qué son las cenas de camaradería? ¿Qué son las fiestas laborales de fin de año? ¿Los eventos, emprendimientos y esfuerzos diversos de RRHH por generar vínculos de identificación entre la gente, sino esfuerzos denonados por naturalizar relaciones que tal vez, de otra forma, no serían viables?

¿Quién sería yo si no hubiera participado de cursos, cenas, almuerzos, desayunos, fiestas con gente con la que poco tengo que ver? Si me los hubiera encontrado en el cumpleaños de un amigo, ¿habría buscado su conversación?

¿Desde qué ángulos valoro a estas personas? Esos ángulos, ¿son miradas naturales en mí o son valoraciones impuestas por un vínculo exigido?

De hecho, en muchos casos cuando desaparece el vínculo laboral, las relaciones generadas en él, se diluyen con el tiempo o en otros casos, desaparecen abruptamente.

Si bien salimos a buscar nuestros amigos, o los encontramos y los atesoramos, heredamos también vínculos forzosos a partir del vínculo elegido de los afectos (parientes políticos, amigos de amigos, parejas, etc). Y a eso tenemos que sumar una montaña de relaciones impuestas que también nos redefinen.

¿La gente tendrá ganas de mirar introspectivamente y responder qué le pasa con todos estos efectos colaterales del trabajo?

Y yendo más allá. En los sectores sociales en donde el trabajo es algo evitado por generaciones, ¿cómo son los vínculos sociales? ¿Se refuerzan los valores grupales con menor amplitud de criterios? ¿Será así, como uno supone?

Habrá que poner más encuestas. Y habrá que salir a buscar quien desee responderlas.

Buenos días.



DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email