viernes, 3 de abril de 2015

Sin remedio.

Etkin, mi profesor de Estrategia en la Maestría en Administración (MBA) revalorizaba la "estrategia emergente". Mejor me explico antes de avanzar.

El tema de estrategia siempre me interesó mucho y en la medida que he ido leyendo... muuuuuy de a ratos... me doy cuenta que cada vez sé menos del tema. O sea, cuantas más fuentes leo, mayor visibilidad tengo de todo lo que me falta.

Entre las cosas que leí en esa época estaba Michael Porter (Estrategia competitiva) y Henry Mintzberg (Safari a la estrategia). Siempre dentro del campo de la estrategia en el campo económico de corte liberal y neoliberal.

En Minztberg había visto cómo históricamente en el Siglo XX (no antes) se desarrollaron distintas escuelas de pensamiento, una de ellas, dominante al menos en FIUBA y creo que también Ciencias Económicas, que es la Escuela de Planificación, que se cuela absolutamente en todo lo que es Planificación Estratégica tanto desde el punto de vista gerencial como de Marketing y de Sistemas.

La escuela de planificación en donde uno dedica ingentes horas a planificar y gestionar los riesgos, tiene un fundamento no dicho que es una aproximación a la omnipotencia: planifico y planifico, gestiono los riesgos y así bajo la incertidumbre y cumplo mis objetivos formales, declarados y medibles.

Nada nuevo.

Ahora Etkin introdujo (como en El Origen la peli en donde se "siembra una idea" en lo profundo de la mente) la idea de la estrategia emergente.

La estrategia emergente se opone (no en palabras claro) a la escuela de planificación, o sea, dice no declaradamente "SE HACE LO QUE SE PUEDE". O bien "LO QUE SALE, SALE" que es más o menos lo que pasa en la realidad cuando los recursos son más que limitados.

¿Cómo saber si lo que ocurre es lo que salió o lo que se planificó? Yo creo que sólo se puede planificar en pequeña escala pero que a gran escala, domina la estrategia emergente. O sea, hay intencionalidad en gran parte de las medidas y en muchos casos los resultados coinciden con lo planificado... pero...

PERO que en vistas de los resultados quedan sólo dos alternativas: o lo dejamos como está (porque no se quiere o porque de chiripa quedó tal como esperábamos o mejor ) o remediamos.

La AUSENCIA de remediación en muchos casos implica que lo que efectivamente ocurrió era lo que esperábamos o INESPERADAMENTE mejor que lo que esperábamos.

O sea, queríamos hace A pero salió D. ¡¡Pero D nos viene mejor que A!! Dejémoslo así.

Yo creo que el mundo que tenemos hoy no fue el planificado hace 50 años. PERO SALIÓ MEJOR DE LO QUE ESPERABAN, así que NO REMEDIEMOS, AHONDEMOS.

Este mundo no es el que yo querría, pero evidentemente está muy en línea con lo que esperaban los que tienen los medios de ahondar o remediar... y remediar, no remedian...

En definitiva lo que yo creo es que EN ALGÚN CASO, las cosas salen como se planean pero tratándose de seres humanos, a gran escala, si sale como estaba planeado, es de chiripa. Lo más frecuente es que no salga según lo planeado, y en ese caso evaluamos qué salió.

Si miramos la historia, los hechos demuestran cuáles han sido las intenciones... sólo por todo aquello que NO FUE REMEDIADO y por los pobres esfuerzos de moderar los resultados desastrosos, ocultando gran parte de aquello que haría que hasta el menos sensible estallara de ira.

Las globalizaciones, dicen los estudiosos, han sido 4 a lo largo de la Historia, y no se llevaron a cabo sin sangre.

Las "revoluciones" industrial, de las comunicaciones, de la tecnología no han sido tampoco revoluciones sin sangre. Y han dejado secuelas no remediadas, ahondadas y tergiversadas por ocultamientos, mentiras y EUFEMISMOS por grandes sectores de cómplices que prosperan en función del estado actual de cosas, es esa inmensa cantidad de situaciones no remediadas.

La enfermedad y el negocio de la "salud", las guerras santas y non-santas, las cazas de brujas e inquisiciones, la repartición del mundo en la andanada de formación de estados-nación, la mutación de las esclavitudes a lo largo de la historia, el negocio de los encierros (hospitales, asilos, cárceles), el encarrilamiento de la obediencia y el adoctriamiento en el pensamiento único (la escuela, la fábrica, la TV, los shows sensibleros de la caridad y la solidaridad, la religión), se disparan sí, casi descontroladamente, y sus efectos NO SE REMEDIAN porque no hay intención de remediarlas.

Digo casi descontroladamente porque habiendo visto sus efectos y "viendo Dios que era bueno" no se han dejado de ejecutar, se "aggiornan" a los tiempos.

Por eso considero que más allá de las intenciones declaradas hay que MIRAR LOS HECHOS, lo que realmente ocurrió, con qué secuelas quedamos, qué no se resolvió, qué se denuncia y se desoye sistemáticamente, qué se oculta, qué se tergiversa y ahí encontraremos la verdad, la verdadera intención. No en lo dicho sino en lo ocurrido y no remediado.

Habiendo sido creado Dios a imagen y semejanza del Hombre, demos una segunda lectura al Génesis: "Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el sexto día." O sea, si lo que resultó está más o menos "bien" dejémoslo así.

Cuando tenía 8 años y supe que había pueblos, personas como yo en Argentina cuyas tierras ocupamos hoy, yo dije "pero hay que devolverlas". "¿Te vas a quedar sin casa?", recibí por respuesta. Con mis 8 años no tuve respuesta.

Hace unos pocos años atrás escuché algunas cosas que no me contaron de la Conquista del Desierto en el colegio. La separación de las familias, el destino de los hombres a las plantaciones y las mujeres y los niños a la servidumbre... regalados.

En la Historia de los estados ha habido montones de expropiaciones con distintos fines declarados. Sin embargo no ha habido expropiaciones para remediar las fortunas de los grandes terratenientes beneficiados por la Guerra del Desierto, por ejemplo. La acumulación a costa de sangre explícita. Todo lo contrario, hoy en día, se sigue AHONDANDO.

Petróleo, soja, negocios inmobiliarios... Eso no se toca. Ahí está la intención. Ahí está la estrategia.

Buenos días.


DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.

No hay comentarios.:

El top ten de siempre

Seguir por email