miércoles, 24 de noviembre de 2010

Los que van quedando a un lado

A esta altura del año me resulta difícil retomar la lectura. Me refiero al tema del trabajo. No sólo quiero releer el ensayo y un artículo que encontré en Internet sino que además me pasaron un artículo "¿Qué es un buen trabajo?" que deseo leer.

Pero nuevamente tengo tema para rezongar un poco más. Y tiene que ver (redundantemente) con el trabajo.

En otro post mencioné un caso de un empleado (en una empresa en donde trabajé antes) que conocí, que merecía una promoción y que se convirtió en un "muerto vivo".

Hace unos años supe que esa empresa, que en su momento era una pyme (más "me" que "p") estaba creciendo (esto se veía en las noticias de los diarios, además de otros medios), llevando sus procesos a estándares y profesionalizándose. Cuando me enteré de este interés en estandarizar sus procesos pasaron por mi cabeza dos ideas. La primera tenía que ver con el apego a las viejas prácticas con las que yo había tenido que lidiar muy duramente, folklore que había sido sostenido y mantenido por la dirección. La segunda era que el interés del dueño en estandarizar sus procesos obedecía al deseo de incrementar su valor para una futura venta, o bien para cotizar en bolsa. Porque como pyme, funcionar, funcionaba bien.

Enseguida llegó la confirmación de que el interés era aumentar el valor. Sin haber implementado este cambio la empresa salió a la bolsa con obligaciones negociables (obviamente también salió en los diarios). Pero acciones tal vez es otra cosa. Otra permanencia.

Durante un par de años no hubo novedades. Luego comenzaron a incorporar empleados, plantas, nuevos negocios, disímiles, diversificados, enroques con los depósitos, emprendimientos inmobiliarios, exportación... fuera de su rubro. Y nuevos directores y un gerente general. Sin promociones del personal histórico.

La vieja camada se sintió dejada de lado. Y el malestar ataca hoy a cada uno de manera diferente. Entraron nuevos profesionales y en las entrevistas les decían que deseaban un recambio, una renovación, una mayor profesionalización. Esto me enteré no ya por amigos sino por una compañera en un curso que hice a mitad de año y que estaba ingresando a la empresa. (Todo se sabe tarde o temprano, ¿eh?).

Un amigo que aprecio mucho hoy está sufriendo una mezcla de síndromes. Y conozco varias personas allí con las que mantengo relación, tal vez no tan frecuentemente, pero sí con gran afecto. Y habrá más víctimas. Sé de gente que vivía dentro de la empresa, que ha descuidado a su familia y a sus afectos. Historia conocida, ¿no?

Ya no es una gran familia.

Y sospecho que esto es consecuencia de los planes leoninos de alguna consultora estratégica. De esas que se enfocan en los procesos y se desenfocan de las personas que los llevan a cabo. La transición entre pyme y empresa grande, líder en su rubro, se está haciendo con crueldad.

Hay otras soluciones. Hay alternativas. La sospecha más viva hoy en día, es que se trata de acelerar el saneamiento para propiciar una excelente venta.

Ajo y agua.

Buenos días.



DELIMITACIÓN DE RESPONSABILIDAD: Todas las afirmaciones de este blog son libres interpretaciones mías, sujetas a posibles, abruptos y arbitrarios cambios de opinión sin aviso previo.
Contadores Gratis

1 comentario:

nicol dijo...

hola
Soy el webmaster de
Publizida BLOGS es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Si te interesa puedes darte de alta
ALTA DIRECTORIO DE BLOGS

Tambien puedes dar de alta tu blog en nuestro DIRECTORIO GEOGRAFICO
http://01directorio.wandaloop.es/directory/index.php

El top ten de siempre

Seguir por email